martes, 20 de noviembre de 2018

La Orden de San Carlos ayuda a personas mayores sin recursos en Filipinas


Los voluntarios filipinos de la Real y Militar Orden de los Caballeros y Damas de San Carlos, están también repartiendo ropa entre las personas mayores sin recursos que viven en las calles de Manila. Es mucha la necesidad que tienen de ropa y la Orden de San Carlos, en la medida que sus damas y caballeros donan cantidades de dinero, se destina urgentemente para la compren ropa de abrigo, y cubrir otras necesidades.

El grupo de jóvenes voluntarios está encabezado por María Marco Leiva, una de las niñas que la Orden de San Carlos pudo ayudar en su momento y hoy ya adulta devuelve la generosidad y ayuda recida, colaborando en estas gratificantes tareas.

La Orden de San Carlos comienza a ayudar a los niños de la calle en Filipinas


La Real y Militar Orden de los Caballeros y Damas de San Carlos hizo un llamamiento a todos los hermanos/as para la solidaridad con los niños y niñas de la calle en Filipinas. La respuesta no se hizo esperar y han comenzado a llegar los primeros donativos. Donativos que se enviaron a los responsables de la Orden en Filipinas que han comenzado a comprar la ropa (camisetas, camisas, pantalones y ropa de abrigo) para los niños de extrema pobreza en Filipinas.

Con el dinero enviado, los responsables de la Orden en Filipinas han podido socorrer a 20 niños que viven en extrema pobreza en las calles de Manila, capital de Filipinas. La Orden sigue esperando más donativos que poder enviar a Filipinas y, poder así, socorrer al mayor número posible de niños/as de la calle.

El presidente de la Archiconfraternidad de San Carlos y Gran Maestre de la Real y Militar Orden de los Caballeros y Damas de San Carlos, Rafael Andújar y Vilches, en su carta enviada a todos los hermanos/as, hace un llamamiento a la solidaridad, a la entrega por los más débiles y desfavorecidos de la sociedad.

Se espera recoger más donativos que la Orden de San Carlos, a través de la Archiconfraternidad de San Carlos, llevará a Filipinas para paliar la pobreza de los más pequeños de la sociedad.